10 PUNTOS PARA REFLEXIONAR SOBRE EL TEMA DE LA LEY Y DEL SÁBADO

&Analizando la Enseñanza Bíblica &

Prof. Azenilto G. Brito
 

1o. La ley del Señor es llamada “perfecta” (Sal. 19:17), así, ¿cómo podría ser desechada como una “primera ley” inadecuada y ser sustituída por otra superior? ¿Podría Dios crear una ley imperfecta?

2o. Jesús no creó ningún nuevo código revolucionario, en substitución de la ley divina del Antiguo Testamento. Lo que hizo fue destacar el carácter más profundo y ético de la ley que se había perdido de vista debido a la mala orientación de los jefes religiosos del pueblo judío. Pero siempre fue incorrecto mirar a una mujer con intención impura (ver Job 31:1) u odiar a un semejante (Lev. 19:17).

3o. Prueba de eso es lo que leemos en Mateo 5:20 (que es la llave para entender muchas de las declaraciones de Cristo, como sus famosas antítesis, “Oísteis que fue dicho a los antiguos . . . pero yo os digo. . .”; “Si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”.

4o. Otra prueba de que Cristo no pretendió sustituir los principios de la ley, además de Sus declaraciones en Mateo 5:17, 18 (de que no vino para abolir la ley sino para cumplirla), es que en seguida recomienda la más perfecta obediencia posible a cada detalle de dicha ley (ver vers. 19).

5o. También en Mateo 23:1-3 Jesús recomendó a sus oyentes que guardaran e hicieran todo lo que sus jefes religiosos enseñaban (pero no lo que practicaban). Y una de las cosas que enseñaban, aunque corrompiendo el sentido del mandamiento, era la fiel observancia del sábado: Lucas 13:14.

6o. Las expresiones usadas por Pablo de “ley del Espíritu de vida” y “ley del pecado y de la muerte” no significan diferentes leyes, sino diferentes visiones sobre la ley. Él emplea la palabra “ley” en Romanos 7:25 como un “juego de palabras”, pues está hablando de la operación del pecado como una “ley”. Recordemos que Pablo también declara: “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley” (Rom. 3:31).

7o. Jesucristo dijo que “el día de reposo [sábado] fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” (Mar. 2:27). Con eso refuerza la necesidad de obediencia del reposo sabático, que es, sobre todo, un privilegio para los hijos de Dios, y condena las distorsiones al mandamiento practicadas por los jefes religiosos de su tiempo. Los debates de Cristo sobre el sábado no buscaban enseñar que ése fuese un mandamiento abolido, que ya no debiera cumplirse más (pues eso sería contradictorio con sus propias palabras en Mateo 5:19), y sí mostrar el espíritu correcto con el cual debía observarse el sábado. Los debates no eran sobre SI debían observar el sábado, ni CUÁNDO hacerlo, y sí sobre CÓMO observar el día del Señor en un espíritu de verdadera adoración.
 

8o. Sobre la cuestión de la “división de las leyes” en “moral”, “ceremonial”, “civil”, etc., tenemos las palabras de Pablo en 1 Cor. 7:19, donde él habla de que “la circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios”. Con eso se puede ver cómo él mismo hace una “división” entre leyes que eran importantes y otras que ya no lo son más, y mandamientos que importa que sean cumplidos por el pueblo de Dios.

9o. Los próceres cristianos a lo largo de la historia siempre definieron la ley de Dios según esa base: como ley moral (los Diez Mandamientos), leyes ceremoniales, civiles, etc. Basta consultar las Confesiones de Fe históricas de bautistas, metodistas, anglicanos, presbiterianos, congregacionales, y aún católicos romanos para comprobarlo.

10o. Finalmente está la cuestión de la Antigua Alianza/Nueva Alianza: No hay la más mínima información de que cuando Dios escribe Sus leyes en los corazones y mentes de los que aceptan los términos de su Nueva Alianza [Nuevo Testamento], Él
a) deja fuera el 4° mandamiento (del decálogo bíblico, no del decálogo falsificado en los catecismos católicos)
b) incluye el 4° mandamiento, pero cambiando el día de observancia del sábado al domingo.

Ó

c) incluye el 4° mandamiento, pero como algo voluntario, vago e variable, que se puede cumplir o no, y en el día que mejor sirva a los intereses o conveniencias del creyente (o de su jefe).
Textos básicos: Hebreos 8:6-10; Jeremías 31:31-33 y Ezequiel 36:26 y 27.
 

 Click aqui para volver a la página inicial

 Ministerio en Español

Professor Azenilto G. Brito
Ministério Sola Scriptura profazenilto@hotmail.com

*************************** 

Outras Opções

profazenilto@hotmail.com



Clique aqui para ir para a página do Prof. Azenilto

  Clique aqui para para ir para a página de Historietas-Didaticas"

Clique aqui para ver artigos sobre Os"DEBATES CATÓLICOS"

Clique aqui para ver artigos sobre as "DOUTRINAS CATÓLICAS"

 Clique aqui para ver artigos sobre  SÁBADO OU DOMINGO

 Click aqui para ver artigos sobre a "Imortalidade"

 Click aqui para ler sobre as leis dietéticas

 Click aqui para ver artigos sobre as divisões das leis

 Clique aqui para voltar aos outros artigos

 Clique aqui para ir para os Artigos Numerados

 Ministerio Sola Scriptura