40 PREGUNTAS A LOS ADVENTISTAS RESPONDIDAS Y RETRIBUIDAS
&Analizando la Enseñanza Bíblica &

Prof. Azenilto G. Brito
1a. Por qué guardan ustedes un sólo sábado? El séptimo año y también el año de jubileo eran sábados (Levítico 25:1-22). ¿Por qué guardan uno y dejan de guardar los otros?

RESPUESTA: Por que los demás no estaban en las tablas de piedra que Dios escribió con Su propio dedo luego de proferir solemnemente los 10 Mandamientos a los oídos del pueblo, y nada más agregó (Deu. 5:22). Los demás sábados son de la ley llamada por los cristianos a lo largo de los siglos (como los bautistas, en su Confesión de Fe de 1689, los presbiterianos, en su Confesión de Fe de Westminster, de 1647, y antes de estos los católicos y ortodoxos) “ley ceremonial”,  no de la “ley moral”, como es conocido el Decálogo por los mismos cristianos y documentos confesionales mencionados.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué quieren agregar otros tipos de leyes a lo que Dios pronunció, como siendo todo igual, siendo que es dicho claramente que después de proferir los Diez Mandamientos (que después escribió en las tablas de piedra), Dios “no anãdió más” nada a tal ley (Deu. 5:22)? ¿No están yendo en contra lo que Dios hizo cuando buscan añadir a la “ley moral” otros principios que no son parte de este código divino?

2a. Por qué basan tanto de su religión en el día del sábado, cuando sabemos que el Señor enseñó que tanto la ley como los profetas se basan en el amor y no en guardar la ley? (Mateo 22:34-40 - Romanos 13:8-10).

RESPUESTA: La base de nuestra religión es Cristo, y este crucificado. La justificación es enteramente por la fe, no por las obras, como dice Pablo en Efe. 2:8, 9. Pero este texto es acompañado por otro que los evangélicos se “olvidan” de mencionar junto con estos dos: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. El sábado es parte de los mandamientos de Dios sobre que Pablo, el propio gran campeón del mensaje de salvación solamente por la fe, dijo: “La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios” (1 Cor. 7:19). La obediencia a los mandamientos de Dios no entra en el campo de la justificación, sino de la santificación, lo que los calvinistas llaman de “perseverancia de los santos”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué Pablo demostró que nada sabía sobre la libertad de los cristianos de obediencia a mandamientos del Decálogo, recomendando de manera natural y objetiva los 5to., 6to., 7mo., 8vo., 9no. y 10mo. mandamientos a los GENTILES de Efeso y Roma (Efe. 6:1-3; 4:25-31; Rom. 13:8-10)?

3a. Cómo es que encienden fuego en el séptimo día a pesar de que esto estaba prohibido en la ley levítica? (Éxodo 35:3). Al hacerlo, ustedes quebrantan la ley del sábado.

RESPUESTA: Encender un fuego en aquel tiempo era una actividad muy complicada, no teniendo la mínima comparación con lo que tenemos hoy, donde se comprime un botón, o se friega una varilla de fósforo contra una tira de material químico y se tiene la llama. La costumbre de aquel tiempo era dejar antes del sábado un fuego permanentemente encendido para que durante las horas del sábado no hubiese necesidad de toda la gran faena para encender los fuegos a leña.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué, en lugar de crear disculpas como esta para escaparse del mandamiento del sábado no observan el día sin encender fuego en vuestras casas? Si el problema es este, si consideran errado encender de modo rápido y tan práctico el fuego en el sábado, no juzguen los que lo hacen, pues eso no cambia la naturaleza del principio. Entonces, si prefieren seguir una guarda del sábado “a la” fariseos, que sea. . . Lo guarden sin encender fuego, pero observen el día, pues, como reitero, no es esa una disculpa válida que deshaga la validez del mandamiento.

4a. Díganme cuándo y dónde mandó el Señor Jesús o alguno de sus apóstoles u otro escritor de la Biblia, que algún gentil guardase los diez mandamientos. Me conformo con el capítulo y el versículo.

RESPUESTA: Jesús mandó TODOS Sus seguidores amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo cuando NO HABÍA

NINGÚN GENTIL PRESENTE. Él dijo esto sólo para judíos. Por el razonamiento de la pregunta, la “ley áurea” sólo se aplicaría a los judíos, no a los gentiles. . . Así como Sus recomendaciones varias de como orar (el Padre Nuestro), no preocuparse con el día de mañana, no reunir tesoros en la Tierra, no juzgar por las apariencias. . . Son principios UNIVERSALES, así como TODOS los de los 10 Mandamientos, incluso el sábado, lo que es reconocido por los grandes nombres del Movimiento Protestante. Lutero, Calvino y Wesley reconocían que el principio del sábado es de origen en la creación del mundo, aplicable a todos los hombres en todos los lugares, aún que sea interpretado como aplicándose al domingo (un error de interpretación, pero que no cambia la base ideológica de la cuestión).

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: El tipo de “argumento del silencio” es la manera más débil de defenderse o condenarse una idea. No hay ningún mandamiento claro, específico, ipsis verbis de Cristo, sea para judíos o gentiles, que se obedezca el 3ro. mandamiento (no decir el nombre de Dios en vano), no se manufacture imágenes de escultura, y no se consulte a los muertos. Por el razonamiento de la pregunta 4, significaría esto que los cristianos gentiles (o judíos) pueden: a) pronunciar el nombre de Dios en vano; b) confeccionar imágenes de esculturas; c) consultar a los muertos?

5a. Pueden darme un pasaje bíblico donde se mande a los gentiles a observar el sábado según la ley? Otra vez, simplemente proporciónenme el capítulo y el versículo.

RESPUESTA: Nuevamente, la debilísima metodología del “argumento del silencio”. Como ya fue dicho en la pregunta anterior, hay muchos principios que los cristianos acatan universalmente, pero no están definidos de manera objetiva, clara, específica en el Nuevo Testamento. ¿Dónde JAMÁS hay mandamiento para los gentiles no consultar a los muertos? Con todo, Jesús dijo que “el sábado fue establecido por causa del hombre”, sin definir que Se refería solamente a los hombres judíos. Es el mismo hombre-anthropós que deja a su padre y su madre y se une a su mujer (Mat. 19:5, 6).

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: Siendo que Jesús dijo que el sábado fue hecho por causa del hombre, y se entiende que esto se aplica sólo al hombre judío, significa eso que matrimonio es cosa sólo para judíos (pues la palabra para definir el matrimonio de un hombre que deja su padre y su madre para unirse a su mujer en Mat. 19:5, 6 es la misma de Mar. 2:27, anthropós)?

6a. Dicen que el sábado se guardaba antes de darse la ley a Moisés. La ley de la circuncisión también fue dada a Moisés (Gén. 17:10). Entonces--¿Por qué no practican la circuncisión, siendo que éste es uno de los mandamientos claros de la ley? De nuevo pregunto--¿Por qué uno sí y el otro no?

RESPUESTA: Porque la circuncisión era una costumbre común en aquel tiempo, así como la poligamia, después incorporadas en la ley para Israel que llevaba en cuenta muchas cosas de carácter cultural, junto con principios morales. Lo que define la ley de carácter UNIVERSAL es lo que Dios profirió en el Sinaí a los oídos del pueblo. SIEMPRE los cristianos entendieron que los 10 Mandamientos son una ley especial, que trata con estos principios universales, que valían ANTES del Sinaí, y siguen válidos y vigentes DESPUÉS también, como “no matar”, “no robar”, “no adulterar”, “honra a los padres”. . .

Y el sábado tiene origen en la creación del mundo (Gén. 2:2, 3) como ya mencionamos que es reconocido históricamente por los cristianos bautistas, presbiterianos, metodistas según se lee en sus confesiones de fe, credos, catecismos y obras de instrucción religiosa, comentarios bíblicos, etc.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Dónde es dicho que el sábado NO ERA observado antes del Sinaí? ¿Dónde es dicho específicamente que antes del Sinaí los hombres no debían robar, mentir, honrar a sus padres?

7a. El apóstol Pablo escribe en Gálatas 3:19 que la ley fue dada a causa de las rebeliones. Ustedes enseñan que la parte de la ley que se refiere al mandamiento de guardar el sábado fue dada al hombre inmediatamente después de su creación, pero las Escrituras dicen que fue después de la caída. ¿No ven que la teoría adventista de que la ley fue dada en dos entregas no concuerda con los hechos?
<>RESPUESTA: El problema es la tremenda ignorancia que existe entre los evangélicos modernos, sobre todo los que aceptaron esta línea de falsas enseñanzas de los novedaderos del neo-antinomismo dispensacionalista. NO SÓLO LOS ADVENTISTAS son los que enseñan que Dios concedió al hombre la Su ley que era grabada en sus corazones. ¿Qué tal reproducir el documento confesional de los bautistas, de 1689, que sólo indica los sentimientos y enseñanzas de la cristiandad desde siglos?:

CAPITULO 19: DE LA LEY DE DIOS

1o. Dios dio a Adán una ley de obediencia universal escrita en su corazón, y un precepto en particular de no comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal; por lo cual le obligó a él y a toda su posteridad a una obediencia personal completa, exacta y perpetua; prometió la vida por su cumplimiento de la ley, y amenazó con la muerte su infracción; y le dotó también del poder y la capacidad para guardarla.
Gn. 1:27; Ec. 7:29; Ro. 2:12a, 14,15 2. Gn. 2:16,17 3 Gn. 2:16,17; Ro. 10:5; Gá. 3:10,12

2o. La misma ley que primeramente fue escrita en el corazón del hombre continuó siendo una regla perfecta de justicia después de la Caída; y fue dada por Dios en el monte Sinaí, en diez mandamientos, y escrita en dos tablas; los cuatro primeros mandamientos contienen nuestros deberes para con Dios, y los otros seis, nuestros deberes para con los hombres.

Para el Cuarto Mandamiento, Gn. 2:3; Ex. 16;Gn. 7:4; 8:10, 12; para el Quinto Mandamiento, Gn. 37:10; para el Sexto Mandamiento, Gn. 4:3-15; para el Séptimo Mandamiento, Gn. 12:17; para el Octavo Mandamiento, Gn. 31:30; 44:8; para el Noveno Mandamiento, Gn. 27:12; para el Décimo Mandamiento, Gn. 6:2; 13:10,11 2. Ro. 2:12a, 14,15 3. Ex. 32:15,16; 34:4,28; Dt. 10:4.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué prevalece esa tan profunda ignorancia de estos dados históricos sobre el pensamiento oficial de las doctrinas enseñadas HACE SIGLOS por los cristianos evangélicos/protestantes, y antes de estos, por católicos y ortodoxos, respecto a la naturaleza de la ley original concedida al hombre desde su creación?

8a. ¿Por qué será que en los mandamientos dados a nuestros primeros padres en el Edén y en los que fueron dados a los patriarcas Noé, Abraham y otros no se hace ni una sola referencia al deber de guardar el sábado? ¿Por qué no se menciona la palabra sábado sino cuando habían pasado más de dos mil años desde la creación del hombre? Si las teorías adventistas fueran ciertas-- ¿No se había de hacer referencia al deber de guardar el sábado muchas veces antes del capítulo 16 de Éxodo?

RESPUESTA: Nuevamente, el debilísimo “argumento del silencio”. Pero, además de lo que publicamos en la respuesta anterior, ¿qué tal este importante comentario de un erudito del Instituto Bíblico Moody, que no es adventista?:

Como nos es presentado en las Escrituras, el sábado no fue invención de cualquier fundador religioso. De inicio no era parte de cualquier sistema religioso, mas una institución enteramente independiente. Muy definidamente es presentado en el Génesis como exactamente la primera institución, inaugurada por el propio Creador. Era puramente religiosa, enteramente moral, integralmente espiritual. No contenía ceremonias prescritas, ni significación sacramental. No requería cualquier sacerdote, ni liturgia. Era para el hombre como criatura, mayordomo y amigo de Dios.

“La semana, con su sábado, es un arreglo artificial. La razón para ello es encontrada solamente en las Escrituras del Viejo Testamento. Aquí es siempre asociado con la revelación de parte de Dios. . . .  Allí está siempre asociado con la revelación de Dios.

“. . . en relación solamente con la semana es la religión la explicación obvia para su origen, y la semana solamente es uniformemente atribuida al mandamiento de Dios. La semana existe por causa del sábado. Es histórica y científicamente verdad que el sábado fue hecho por Dios”. – Destaque agregado. W. O. Carver, Sabbath Observance, p. 41, producido por Junta de la Escuela Dominical de la Convención Bautista del Sur.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: Siendo que nada es dicho, de que ANTES del Sinaí hubiese mandamientos específicos contra robar, mentir, codiciar las cosas y mujeres del semejante, honrar a los padres, no pronunciar el nombre de Dios en vano, no tener imágenes de escultura, ¿serviría esto para se concluir que Abraham, Isaac, Jacob podían mentir, robar, pronunciar el nombre de Dios en vano, etc? Si no, ¿por qué no?

9a. Dónde dicen las Escrituras que se haya dado mandamiento alguno de guardar el séptimo día antes de que el pueblo de Israel fuese redimido de la esclavitud en Egipto? Habrá que citar capítulo y versículo en cada caso, sin hacer referencia a Génesis 2:1-3 pues allí no hay mandamiento.

RESPUESTA:Nuevamente el pobre recurso del “argumento del silencio”. En Éxodo 16 cuando el sábado es mencionado todo indica que ya era una institución existente:  En el vs. 4 es indicado que el maná sería concedido seis días, no el el séptimo, “para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no”. Era, pues, un teste sobre obediencia a una ley divina QUE YA EXISTÍA. Como adicionalmente dice el SDA Bible Commentary

“A diferencia de lo supuesto por algunos, no hay nada ni en el texto ni en su contexto que indique que el sábado fue dado entonces a los israelitas por primera vez. En realidad se sobreentiende que ellos ya conocían el sábado pero que se habían hecho descuidados en su observancia (cap. 16: 4).  Por lo tanto, el mandamiento del sábado fue renovado, y fue reforzada su observancia como fiesta de guardar”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Pueden probar que cuando es dicho que Abraham obedecía los mandamientos, leyes, estatutos, de Dios en Génesis 26:5, esto se aplicaba sólo a lo que corresponde a NUEVE de entre los DIEZ mandamientos, siendo excluido el principio del sábado, no cualquier de los demás nueve?

10a. Si el mandamiento fue dado a Adán en el día de la creación--¿Cómo es que se equivocó de fecha? Adán fue creado el sexto día, el séptimo día al cual se hace referencia en el Génesis fue el segundo de su existencia. Si Adán tuvo que trabajar seis días y luego descansar en el séptimo, ya estaría equivocado por cinco días en su cálculo. El sábado suyo no sería el séptimo día porque habría trabajado un sólo día. El sábado de Adán fue un sábado del segundo día.

RESPUESTA: No hay ningún problema. Esto es puro sofisma como una disculpa más de los que quieren escaparse de un precepto bíblico que les parece “inconveniente”. Cuando Dios invitó los extranjeros a aceptar el pacto que tenía con Israel, en Isa. 56:2-7, no es dicho que debían hacerlo sólo a la puesta del sol del sábado para que pudiesen cumplir la “cuota” de seis días de trabajo antes de observar el sábado. Si un cristiano se bautiza en un día miércoles, por supuesto su primera semana será más corta, lo que no hace diferencia ninguna delante de Dios.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Pueden probar que Adán trabajaba en el jardín como hortelano (Gén. 2:15) TODOS los siete días de la semana, sólo parando para descansar en las noches? Y también que el primer sábado fue feriado sólo para el Creador, no para la creatura?

11a. No han leído Nehemías 9:12-14 donde dice claramente que el sábado fue dado al pueblo de Israel en el monte Sinaí? Viendo que el sábado fue dado solamente a Israel--¿Por qué insisten en obligar a otros a guardarlo?

RESPUESTA: Los anti-sabatistas quieren que Nehemías tenga adoptado la misma agenda de ellos para despreciar el sábado, cuando ni habría clima alguno para esto en su tiempo. Aún después Dios indicó la importancia del sábado para Ezequiel e Isaías (Eze. 20:12, 20 y Isa. 58:13, 14). Nehemías está presentando una revisión histórica de como Dios fue favorable al pueblo, y entre los episodios recordados está el sábado, que es el único de los mandamientos citados. Esto no es ninguna indicación de que el origen del sábado es del Sinaí, lo que sería una contradicción a tantos otros datos que indican el origen del sábado como del Edén. Como dice el SDA Bible Commentary

Las palabras aquí empleadas implican que el sábado había existido antes de ser promulgada la ley, lo que concuerda con Gén. 2: 2, 3 y Exo. 16: 23. Se nota que Nehemías consideraba que el mandamiento del sábado tenía importancia especial porque es el único mandamiento del Decálogo específicamente mencionado.  Se declara que fue concedido por Dios como un beneficio para los israelitas, pues ellos habían de compartir el reposo de Dios en ese día”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: Si el sábado sólo fue dado a Israel, ¿por qué decidió Dios extender el principio a los extranjeros según Su ideal de que Su casa se hiciese “casa de oración para todos los pueblos” (Isa. 56:2-7)?

12a. Por qué ponen ustedes a los gentiles bajo el sábado, cuando a ellos nunca les fue dado? La ley dice: “Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel”. Éxodo 31:16, 17. No hace mención de los gentiles. Lean también Ezequiel 20:10-12.

RESPUESTA: El sábado fue dado a Israel solemnemente en el Sinaí juntamente con TODOS los demás mandamientos. El carácter universal del sábado siempre fue reconocido por bautistas, presbiterianos, metodistas en sus confesiones de fe, credos y declaraciones doctrinales. Los bautistas de la Convención Bautista Nacional, del Brasil, indican hasta que el sábado es la señal entre Dios y Su pueblo en el párrafo XV de su Declaración Doctrinal, aplicándolo al domingo. Esto es obvio porque los que dedican un día al Señor se identifican como Sus hijos fieles, ya que los ateos, materialistas y cristianos comodistas no se interesan en dedicar todo un día de 24 horas a actividades espirituales.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:: ¿Por qué indicó Dios el sábado como señal entre Él y Su pueblo de Israel, no entre Él y los egipcios, babilónicos, asirios, etíopes? Si saben responder a esa pregunta ya tendrán medio camino recorrido para entender toda la cuestión. . .

13a. La ley dice: “el día séptimo os será santo, día de reposo para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá”. Éxodo 35:2 - Éxodo 31:14. Si la primera parte de la cita es obligatoria para los cristianos, debe serlo también la segunda parte. ¿Por qué no cumplir la ley que manda matar a los que trabajan en el día sábado?

RESPUESTA: Se nota el prejuicio y discriminación claros contra el sábado, olvidando que no sólo el sábado acarreaba condenación a muerte a los violadores. También la blasfemia, el adulterio, y aun los hijos muy rebeldes  eran llevados delante de los ancianos y jueces y apedreados (Deu. 21:18-21). Los cristianos aceptan los principios contra la blasfemia, adulterio y de respecto a los padres sin condenar a muerte los sus violadores, lo que indica como quieren escaparse solamente del “inconveniente” mandamiento del sábado.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Por qué no condenan a morir los blasfemos, adúlteros y hijos rebeldes, ya que la ley de condenación a estos violadores también se aplicaba a tales pecadores de mandamientos de la ley divina que aceptan naturalmente?

14a.Por qué comen lo que ha sido preparado con un fuego encendido en día sábado? ¿No saben que así infringen la ley sobre la cual basan su salvación eterna? (Éxodo 35:1-3 - Éxodo 16:23-30)

RESPUESTA: Esto ya fue totalmente explicado en la pregunta 3 donde se demuestra como tuercen los hechos respecto al asunto. La afirmación de que “basan su salvación eterna” sobre la ley del sábado es una gruesa distorsión, un falso testimonio que dan contra el semejante sobre que tendrán que rendir cuentas a Dios un día (Mat. 12:36).

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué dan falso testimonio sobre los cristianos sabatistas en cuanto a sus reales sentimientos y enseñanzas sobre las bases de la salvación? ¿Sería porque aprenden con falsos enseñadores que les dicen cosas agradables a sus oídos, como de que la ley fue “abolida”, así también se abolió el noveno precepto, “no darás falso testimonio contra tu prójimo”?

15a. Por qué no cumplen con la ley ofreciendo sacrificios cada sábado? Es parte esencial de la ley del sábado, según Números 28:9, 10 pero ustedes no respetan la ordenanza.

RESPUESTA: Porque los sacrificios eran claramente ritos tipológicos que apuntaban al futuro “Cordero de Dios que saca el pecado del mundo”, mientras el sábado es un memorial de un hecho pasado y principio de carácter universal, como reconocido a lo largo de los siglos por cristianos en sus confesiones de fe, credos y catecismos, además de lo que definieron grandes enseñadores, comentaristas bíblicos y hasta los tres grandes nombres de entre los fundadores del Movimiento Protestante--Lutero, Calvino y Wesley. La ignorancia de estos hechos entre tantos que se dicen continuadores de la obra de estos pioneros cristianos es simplemente chocante.

Veamos algunas de las declaraciones de estos hombres que siempre merecieron el más grande respecto en la comunidad cristiana comentando el texto de Génesis 2:2, 3:

Martín Lutero

“El séptimo día Dios santificó para Si mismo. Eso tenia el propósito particular de nos enseñar que el séptimo día debe ser particularmente dedicado a la divina adoración. ... A despecho de que el hombre haya perdido su conocimiento de Dios, aún así Dios pretendía que Su mandamiento que ordena la guarda del sábado permaneciese en vigor”. -- Comentarios sobre Génesis 2:3.Luther's Works: American Edition, eds. Jaroslav Pelikan and Helmut T. Lehman, 55 vols. ( St. Louis, Mo.: Concordia Publishing House, 1955- ), 1:79 e 80.

Juan Calvino

 “. . . Dios descansó, luego Él bendijo ese descanso, para que en todas las eras, pudiese ser mantenido sagrado entre los hombres: o él dedicase cada séptimo día para el descanso, a fin de que Su propio ejemplo pudiese ser una perpetua regla. El designio da institución [del sábado] debe ser siempre mantenido en memoria: pues Dios no dio a los hombres solamente orden para mantener santo cada séptimo día, como que para disfrutar de su indolencia; sino, para que pudiesen ser liberados de otros negocios, y pudiesen más dedicadamente aplicar sus mentes al Creador del mundo. En fin, es un descanso sagrado que remueve de los hombres las barreras del mundo, a fin de que se dediquen enteramente a Dios. . . . Dios no podría atraernos de modo más bondadoso o más eficazmente incitarnos a la obediencia de que por invitarnos y exhortarnos a la imitación de Si mismo. Además, debemos saber que, esta no debe ser la práctica común de una era, o pueblo, sino de toda la raza humana”

Fuente:  http://www.ccel.org/ccel/calvin/calcom01.viii.i.html  (Christian Classics Ethereal Library).

Juan Wesley:

 “‘Seis días harás todo el tipo de obra. Pero el séptimo día es el sábado del Señor tu Dios’. No es tuyo, sino el día de Dios. Él lo reivindica para Si mismo. Él siempre lo reivindicó para Si, desde el propio inicio del mundo. . . . Él lo santificó, esto es, lo hizo santo; Él lo reservó para Su propio servicio. Él determinó que, mientras el sol y la luna, los cielos y la Tierra durasen, los hijos de los hombres debían pasar ese día en culto a Aquel  que ‘les dio vida y respiración y todas las cosas’”. —“A Word to a Sabbath-breaker” [Una palabra a un violador del sábado], en Works, Vol. 11, pp. 164-166.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:¿Por qué no practican la ley de sacrificios, ya que cumplen NUEVE de entre DIEZ de los mandamientos de la MISMA ley de que el sábado hace parte?

16a. Si los mandamientos o la ley quiere decir los Diez mandamientos y nada más--¿Por qué respondió el Señor Jesús acerca de la ley citando dos mandamientos que no se encuentran entre los diez? En Mateo 22:35-40, él citó uno del libro de Levítico y otro en Deuteronomio. ¿Acaso empleaba el engaño? Si el adventismo está en lo correcto, entonces sólo una u otra de estas cosas es verdad.

RESPUESTA:¡Qué tremenda ignorancia! Primero tenemos la falsa insinuación de que los adventistas entienden que el término “mandamientos” sólo se aplica a los Diez Mandamientos, ignorando que la palabra incluye todos las órdenes dichas por Dios o Jesús, como “Id, predicad el evangelio por todo el mundo”. Además, ya mostramos como Jesús cita la SÍNTESIS de la ley entera en Su “ley áurea”. Decir que esto no es parte de los Diez muestra como ignoran que la “ley áurea” no hace parte del Decálogo--ES EL PROPIO DECÁLOGO en forma resumida. Los primeros cuatro mandamientos se refieren a nuestra responsabilidad para con Dios, mientras que los últimos seis, lo mismo cuanto al prójimo. Esa explicación está en el documento confesional histórico de los luteranos, bautistas y presbiterianos, y antes, de la enseñanza oficial de católicos y ortodoxos.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:¿Por qué Jesús repitió el mandamiento de amar al prójimo JUNTO con los demás del Decálogo como siendo de la misma categoría (ver Mat. 19:18, 19)?

17a. El apóstol Pablo describe la ley como un ministerio de muerte en letras grabadas en piedra. (2 Corintios 3:1-18 - Éxodo 20:1-17 - Éxodo 31:18 - Éxodo 32:15, 16 - Éxodo 34:1-28). Nos dice que había de perecer (2 Corintios 3:7-11). ¿Puede el adventismo decirnos quién la hizo volver?

RESPUESTA:  Este texto es un tremendo “tiro” interpretativo que sale por la culata de los que lo utilizan en contra el principio del sábado. Pablo hace uso de una metáfora que antes había sido utilizada por Ezequiel (Eze. 11:19, 20 y 36:26, 27) en qué aplica la idea de “tablas de carne del corazón” claramente dejando implícito que en estas tablas debía estar TODO el contenido de las tablas de piedra. El texto como utilizado por Pablo es tan claramente un contraste entre los que tenían la ley solamente como frías letras grabadas en piedra en vez de serlo en sus corazones, lo que los ponía bajo un ministerio de muerte, pues la ley sólo les sería fuente de condenación. Y por supuesto, cuando hace tal ilustración, ¡Pablo tenía en mente TODO el contenido de las tablas de piedra transferido para las tablas de carne del corazón! Esa es la promesa del Nuevo Pacto, como leemos en Heb. 8:8-10 y 10:16. Si él pensase diferente, que sólo NUEVE de entre DIEZ de los mandamientos se transfieren a las “tablas de carne del corazón”, ni haría sentido utilizar la propia metáfora. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: Si lo que había en las tablas de piedra significaba MUERTE, ¿cómo pudo Dios conceder a Su pueblo reunido solemnemente una ley ¡que resultaría en MUERTE?! ¡Qué tipo de Dios es este que trata discriminatoriamente a Su pueblo, reservando la ley de amor y justicia solamente para los cristianos, mientras Israel recibe una que representa MUERTE?! No es Dios Aquel que no hace acepción de personas?!

18a. En Gálatas 3:19 leemos que la ley fue puesta hasta que viniese la simiente, dejando así claro que la ley no sería perpetua, sino que serviría por un tiempo definido. La simiente, Cristo, ha venido y nos ha redimido de la ley. (Gálatas 3:13) De manera que según las escrituras, ha terminado el período para el cual nos fue dada la ley. Somos libres de ella (Romanos 7:1-6). ¿Aceptan los dichos de la palabra de Dios en este sentido?
<>RESPUESTA: Si la ley no era perpetua, entonces los cristianos ahora están libres para matar, robar, mentir, adulterar. Oh, dirán, pero todos estos principios fueron después confirmados bajo el Nuevo Testamento, menos el del sábado. Si así es, tenemos una situación increíble que así describimos en nuestro estudio “10 Dilemas de los que Niegan la Validez de los 10 Mandamientos Como Norma Cristiana”:

<>El quinto dilema de los que abogan la teoría de la abolición del Decálogo divino es su contradicción evidente y razonamiento ilógico sobre la “restauración de los mandamientos en el Nuevo Testamento”. 
Si todos los mandamientos fueron abolidos en la cruz, más adelante siendo restaurados en el Nuevo Testamento (excepto el 4to.), imaginemos una situación increíble que emergería de esto: El 5to. mandamiento fue eliminado junto con el resto de las reglas morales y ceremoniales cuando Jesús pronunció, “Consumado está”. Entonces, en el minuto siguiente, cualquier hijo de un seguidor de Cristo podría golpear su pierna con una patada, insultarlo y lo desobedecer libremente, puesto que el 5to. mandamiento fue “restaurado” solamente cuando Pablo lo recordó escribiendo a los efesios, y esto por el año 58 A.D. (véase Efe. 6:1-3)! Y, lo que es peor, los términos del mandamiento “no matarás”, fue reiterado solamente por Pablo en Romanos 13:9, por el año 60 A.D. (también “no hurtarás”, “no adulterarás”, “no codiciarás”).

Es decir, por casi 30 años los hijos de los cristianos no tenían que respetar a sus padres, porque el 5to. mandamiento se restauró solamente después de unas tres décadas, y eso solamente a los efesios. ¡Muchas décadas más pasaron hasta alcanzar a la comunidad cristiana entera de modo que todos fuesen enterados de la necesidad de los niños obedecer y respetar a sus padres! Además de que a los cristianos les es permitido matar unos a los otros, etc., durante este período “sin la ley”. . . ¡¿Hace eso cualquier sentido?!

<>Con tal tipo de razonamiento podemos ver que la enorme confusión de esta gente que vaya contra el “así dice el Señor” de las Escrituras.

<>

<>PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Si la ley sólo valía hasta Cristo, cómo Juan vio el arca en los cielos en visión (Apo. 11:19), dentro de la cual estaban los Diez Mandamientos en su copia terrena, según leemos en Deu. 10:1-5? Así, el original todavía allí está, con TODA la ley de Dios, que hasta servirá como base para juzgar a todos, como Santiago deja claro llamándola tanto de “ley real” como “ley de la libertad” (Sant. 2:8-12). 

19a. Si los cristianos están obligados a guardar el sábado--¿Por qué no fue incluido esto en la importantísima carta enviada a las iglesias por el concilio de apóstoles y ancianos que se celebró en Jerusalén para considerar la cuestión de si los gentiles deberían guardar la ley? (Hechos 15:1-29).

RESPUESTA: Tenemos ahí otro increíble “tiro” interpretativo que sale por la culata. Pues la decisión del Concilio lidiaba con los temas que causaban dudas y dificultades entre los cristianos, y las 4 reglas definidas son, NO DE COSAS A CUMPLIR, como se fuera un “tetrálogo” que sustituye el Decálogo, como algunos entienden confundiendo todo. Las 4 reglas son de cosas de que los cristianos gentiles debían ABSTENERSE, o sea, no practicar. Y el sábado NO ESTÁ EN LA LISTA. Esa es una situación embarazosa para los anti-sabatistas. Si el Concilio de Jerusalén definió la no-guarda del sábado, como alegan, los apóstoles se “olvidaron” de incluir el sábado entre las reglas de la ley que NO DEBÍAN llevar en cuenta, lo que demuestra como nuestros opositores se confunden enteramente en esa cuestión (y otras más. . .).

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: El verso de Hechos 15:21 dice que cada sábado Moisés era leído en las sinagogas ¿Sabían ustedes que los cristianos primitivos iban regularmente a las sinagogas oír la lectura de la Torah, ya que no tenían ejemplares de la Biblia en abundancia y a precio accesible, como las tenemos hoy? Si fuesen otro día que no el sábado, o encontrarían las puertas cerradas, o no habría lectura de la Torah. Lean como en Hechos 9:2 Pablo tenía órdenes de perseguir cristianos encontrados en las sinagogas, confirmado en Hechos 22:19 y 26:10 y 11.

20a. Si los cristianos deben guardar el sábado--¿Cómo se explica que el Señor Jesús no hizo mención del tema, al enumerar los mandamientos al mancebo de Mateo 19:16-22? ¿Cómo es que el apóstol Pablo, escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, no trata en ninguna parte de sus varias epístolas la supuesta importancia de guardar el sábado?

RESPUESTA: Nuevamente, el desmoralizado “argumento del silencio” que nada prueba. Jesús no mencionó NINGÚN de los mandamientos de la “primera tabla”. Él no hizo cualquier mención de no usar imágenes de esculturas ni pronunciar el nombre de Dios en vano. Pablo igualmente JAMÁS mencionó la “importancia” de tales mandamientos.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:¿Significa, el hecho de que Cristo y Pablo JAMÁS recomendaron específicamente la obediencia de ciertos mandamientos (como el contra pronunciar el nombre de Dios en vano, no consultar muertos, no confeccionar imágenes) que los cristianos están libres para pronunciar el nombre de Dios en vano, utilizar imágenes de escultura en sus actos de culto y consultar a los muertos?

21a. En los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis se encuentran siete cartas de las iglesias, dirigidas a siete iglesias locales. Son los últimos mensajes directos a las iglesias sobre la tierra. Si fuese verdad lo que enseña el adventismo… ¿No les habría recordado su deber de guardar el sábado?

RESPUESTA: ¡Que argumento infantil! Y nuevamente, el recurso al “argumento del silencio”, como siempre la expresión de discriminación en contra sólo el sábado. Si el criterio de lo que se debe tener como regla de conducta cristiana es lo que aparece o no en las cartas, entonces Juan fue muuuuuuy omiso en sus instrucciones a aquellos cristianos. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:¿Dónde hay cualquier recordación a los cristianos en las cartas a las siete iglesias sobre los preceptos del Decálogo que nunca son mencionados, como también no se menciona la regla de no consultar a los muertos, por ejemplo? ¿Significa eso que los cristianos de las más de siete iglesias hoy, están libres para no seguir reglas de conducta que no estén claramente definidas en las siete cartas?

22a. Ustedes dicen que el domingo entró con Constantino en el siglo IV. ¿Cómo explican entonces que los “padres” de la iglesia, que escribieron durante los primeros tres siglos después de Cristo, hablan del primer día de la semana para las reuniones de los creyentes?

RESPUESTA: Lo que decimos es que Constantino instituyó la práctica de origen pagana por una ley, la primera legislación civil favoreciendo la costumbre de tener el domingo como feriado religioso. La influencia de las prácticas paganas, incluyendo el domingo, sobre la cristiandad ya había comenzado mucho antes, desde principios del siglo II, sobre todo después que Adriano inició grandes persecuciones contra los judíos.

Si hay documentos que hablan del domingo como practicado por los cristianos, eso indica el cumplimiento de la profecía de Hechos 20:29, 30, 2ª. Pedro 2:1-3 y Apocalipsis, caps. 2 y 3, que mencionan el desvío de las enseñanzas originales con introducción de falsas ideas entre los cristianos originales, lo que se confirmó más y más en los siglos de la Edad Media, cuando la apostasía prevalecía en la cristiandad.

Además, hay documentos que confirman que los cristianos observaban el sábado, como el testimonio de Epifanio, en mediados del IV siglo, comentando sobre los que salieron de la Iglesia-madre de Jerusalén y que, con la destrucción de la ciudad, se refugiaron en la región de Pella, donde se fijaron y eran conocidos como “nazarenos”. Epifanio dice que estos cristianos tenían todavía prácticas “judías”, como la guarda del sábado, así los criticando y alegando que ni debían ser considerados cristianos. Pero ellos eran llamados “nazarenos” y no “moisésenos”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Por qué recurren a la Patrística como “prueba” de que los cristianos tendrían adoptado la guarda del domingo desde tiempos remotos, sin primero presentar pruebas bíblicas de que eso tiene respaldo bíblico? ¿No están haciendo lo mismo que los católicos, que por falta de pruebas bíblicas para muchas de sus enseñanzas, también buscan tales pruebas en su “santa tradición”?

23a. ¿Por qué porfían en que uno de los papas cambió el día de descanso del séptimo día al primero? Hay plena prueba histórica de que los cristianos observaban el primer día durante los siglos antes de que hubiese papa alguno.

RESPUESTA: Tenemos una obra magnífica que discute en detalles y fue altamente elogiada por eruditos católicos y protestantes, donde todas esas teorías se clarifican y se demuestra indiscutiblemente los orígenes paganos de la práctica dominical, el libro Del Sábado Para el Domingo, del Pr. Samuele Bacchiocchi. Sólo ignorar tal libro y pretender que ya no fueron probadas estas cuestiones todas sólo demuestra la intención de mantener los “mitos” de siempre intocables. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Ya leyeron el libro de Bacchiocchi? Si lo leyeron, ¿qué tienen a decir sobre el mismo? ¿Hay errores en su pesquisa? Si sí, ¿cuáles serían?

24a. Si debemos guardar el séptimo día… ¿Cómo es que los apóstoles y los cristianos primitivos celebraban sus reuniones de mayor importancia, como la cena del Señor, el primer día en vez del séptimo?

RESPUESTA: No hay ninguna evidencia de esto, y las pruebas presentadas son más “tiros” interpretativos que salen por la culata. El texto de Hechos 20:7, por ejemplo, no dice absolutamente NADA de que fuera una Cena del Señor, sino que en una noche de sábado Pablo se despedía de los creyentes en Troas, y se reunieron para “partir el pan”, que es solamente una comida comunal que se practicaba todos los días (Hechos 2:46) de casa en casa. . . ¡¿Tendrían ellos Cenas del Señor todos los días en las casas?!

Y lo que es dicho es que Pablo, en cierto momento (después de resolver una situación de emergencia), volvió al recinto donde estaban, “y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió” (vs. 11). No existe ahí ninguna pista de que era una Cena del Señor. El tipo de lenguaje no lo confirma, sino el contrario—era una comida común. En continuación, se muestra como partió en un largo viaje A PIÉ para otra ciudad, todavía dentro del tiempo del “primer día de la semana”, pues era la parte clara del día que comienza en la puesta del sol (el conteo de tiempo es judío, por la propia designación del día como mía twn sabbaton—el primer desde el sábado).

Así, en vez de quedarse con los hermanos en la parte de la mañana de aquel domingo para su Escuela Dominical, o equivalente, el Apóstol partió porque no tenía escrúpulos de santificar el día, lo que el uso de tal texto para contrariar el sábado se revela uno “tiro” interpretativo más que sale por la culata. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Sabían ustedes que la terminología griega para “partir el pan” es klasai arton—un lenguaje genérico aplicado a cualquier comida en cualquier día de la semana (Hechos 2:46)? Con todo, lo que NO se menciona en Hechos 20:7 es el tipo de lenguaje específico en griego que los cristianos empleaban para la Cena del Señor: “[i]Kuriakon Deipnon[/i]” (ver 1 Coríntios 11:20). ¿También pueden explicar como, si Pablo participó y hasta condujo una Cena del Señor en Hechos 20, no hay cualquier mención al vino, lo que es parte integrante de tales ceremonias?

25a. ¿Y cómo saben que de veras guardan el séptimo día? ¿Pueden estar seguros de que no ha habido errores en los cálculos desde el día en que Dios descansó? Hay que tener en cuenta los cambios efectuados en el calendario en el año 46 a. C., cuando se convino en que el año tuviera sólo 345 días, para corregir los errores que se habían acumulado. Se debe pensar también en la ley del año 1751, hecha “para corregir el calendario” y que ordenó quitar 11 días del mes de septiembre. Con estas y otras modificaciones… ¿Están ustedes seguros de que saben contar los días desde la creación?

RESPUESTA: Primeramente, Dios no es un Legislador tan incompetente, que establece un “memorial de la creación” en el primer sábado (Gén. 2:2, 3) y cuando lo restaura a Su pueblo elegido, después, establece un séptimo día que no tiene ninguna relación con el original, de que el sábado del Decálogo es un recordativo (Éxo. 20:8-11). Jesús observaba el sábado (Luc. 4:16) no sólo por que era judío, pero por ser el propio autor del principio, como creador que es (Juan 1:3; Heb. 1:2). Él Se declaró “Señor del sábado” y sería increíble que guardase un día errado, perdido a lo largo de la historia, desvinculado de su significación histórica, como “memorial de la creación”.

Sobre el cambio de calendarios, del juliano para el gregoriano, la fecha de esto fue 1582 y tenemos buenos datos de que lo que pasó fue que 10 días fueron sacados en él cómputo de los días, sin afectar la secuencia de los días de la semana. Así, el día 4 de octubre de 1582, jueves, fue seguido por el día 15 de octubre, viernes.

Además, los judíos tienen su calendario de casi 6.000 años, independiente del calendario de los cristianos, y el séptimo día de su calendario es igual al de los cristianos. El día que los judíos religiosos van a sus sinagogas es el mismo en que los adventistas del séptimo día, judíos mesiánicos, bautistas del séptimo día se reunen en sus congregaciones.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Cómo pueden lanzarse a estos ataques contra los observadores del sábado, cuando ignoran hechos tan fáciles de chequear, bastando para eso sólo una pesquisa no muy complexa sobre el cambio de calendarios y su relación con la secuencia de días, o, simplemente, preguntar a un judío en que día él va a sus cultos en la sinagoga? ¿No revela eso como no hicieron su “deber de casa” antes de partir para estas críticas, lo que sólo revela la incompetencia que tienen, no sólo en asuntos bíblicos, como históricos?

26a. Han leído Colosenses 2:14-17 acerca del acta de los decretos o la cédula de los ritos (el mandamiento de guardar el sábado es uno de ellos) que ha sido raída, quitada de en medio y clavada en la cruz?

RESPUESTA: El texto de Col. 2:14-17 parece como un “samba anti-sabático de una nota sola” para los enemigos del mandamiento del sábado. Lamentablemente muchos no saben que no se interpreta la Biblia tomándose solamente un o dos textos de lenguaje “favorable” a cierta idea, descuidando de leer todo el contexto y demás textos que tratan del mismo asunto. Así los católicos se fijan en Mat. 16:18, 19 para “probar” el primado de Pedro, los mormones utilizan 1 Cor. 15:29 para “probar” el bautismo por los muertos y los “testigos de Jehová” utilizan Juan 14:19 para negar que Cristo vendrá visiblemente otra vez.

En toda Colosenses la palabra “ley” ni siquiera es empleada. El tema de la epístola no es abolición de leyes. Se sabe ahora que el cheirographon era el documento escrito que tenía las culpas atribuidas a un reo en una corte, y lo que Pablo dice es que los que son perdonados por Cristo tienen sus culpas eliminadas. Después de hablar del bautismo y muerte para el pecado (vs. 12) el vs. 13 dice, “perdonándoos todos los pecados”, y luego habla de los decretos, lo que no es la manera de perdonar pecados. No se eliminan pecados por eliminar la ley que los apunta (ver Rom. 7:7, 8). Así, lo que fue clavado en la cruz no fue la ley, sino el registro de culpa.

Todo el tenor del capítulo muestra que Pablo, además de estas reflexiones, discute un problema local, y no pretende establecer reglas de carácter universal. Había los extremistas que deseaban imponer sobre los locales su entendimiento de como practicar la religión, llenos de ideas de “no manejes, ni gustes, ni aun toques”. En el vs. 18 Pablo claramente indica cual era su preocupación real en lo que dice: “Nadie os prive de vuestro premio”, pero traducciones otras ponen más claro el sentido, como “Que nadie decida en contra vuestra”, o, como en portugués, “que nadie se ponga de árbitro contra vosotros”, sentido confirmado por varios comentaristas, como Jamieson, Fausset & Brown, Roberton's Word Pictures, Albert Barnes, etc.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: Si en Col. 2:14-17 Pablo está enseñando el fin del sábado, ¿qué deja él en su lugar? No es indicado nada de que él piensa sobre el domingo, u otro día cualquier. Así, tendría Pablo, contrariando lo que Jesús dijo, de que “el sábado fue hecho por causa del hombre”, decidido por su cuenta dar un fin al principio del día de reposo y de dedicar al Señor todo un día?

27a. En los versículos 16 y 17 del mismo capítulo, vemos que ciertas cosas exigidas bajo la ley de Moisés, entre ellas la observancia del sábado, no son más que una sombra de lo por venir--el cuerpo espiritual de Cristo. Guardar el sábado es asir una sombra.

RESPUESTA: Como se esperaría, se inviste pesadamente sobre un texto que parece favorable ignorando la su contextuación lógica. El sábado semanal no es ceremonial y sobre esto tenemos el estudio “10 Razones Por Que el Sábado No Es Un Precepto Ceremonial” que los anti-sabatistas jamás lo refutaron punto por punto. Puede ser accesado por el siguiente enlace:

 10 Razones Por Que El Sábado NO ES Un Precepto eremonial

 PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:¿Cómo Se referiría Cristo al sábado como “hecho por causa del hombre” si fuera sólo una sombra de entre las demás de la religión judía, que cesaría en algún tiempo, sin más servir al hombre para concederle beneficios físicos, mentales y espirituales?

28a. ¿Han leído en Romanos 14:5, 6 que unos hacen diferencia entre día y día, pero otros juzgan iguales todos los días? Se agrega--Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente”. ¿Por qué no insiste el apóstol en que los que juzgaban iguales todos los días debían estimar el séptimo como superior a los demás días para santificarlo?

RESPUESTA: Nuevamente no consiguen llevar en cuenta el contexto y tenor completo de la enseñanza bíblica. Pablo sólo discute ahí otro problema local de los que todavía juzgaban necesario celebrar las fechas especiales de Israel, como las fiestas de trompetas, de los tabernáculos, del purim, etc. Como eran cristianos étnica y nacionalmente judíos, imaginaban que todavía tenían esa obligación, pero Pablo les dice que aún que tuviesen libertad para celebrarlas (pues para los judíos eran como feriados nacionales) no debían imponer tales reglas sobre todos.

Que el sábado semanal no está ahí involucrado se hace claro porque el Apóstol sabía que no prodría cambiar la ley de Dios estableciendo reglas diferentes de lo que dijo el Señor, cuando santificó el sábado en el Edén (Gén. 2:2, 3). La palabra “santificar” significa “separar para uso dedicado a Dios”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Siendo que está claro que la comunidad cristiana no decidió que el sábado sería sustituido, sea por el domingo, sea por el díaningunismo/díacualquierismo/todoslosdíaismo, en seguida de la muerte de Cristo en la cruz, mientras no se decidía sobre eso que día observaban--el sábado o día ninguno? ¿Que evidencias bíblicas hay, sea una cosa u otra?

29a. El tema principal del adventismo es guardar la ley, especialmente la ley del sábado. Ahora, en el Nuevo Testamento encontramos que 50 veces se hace mención de predicar el evangelio, 17 veces de predicar la palabra, 23 veces de predicar a Cristo y 8 veces de predicar el reino. Ni una sola vez se habla de predicar la ley o el sábado. ¿Cómo lo explican?

RESPUESTA: Aquí tenemos, una vez más, el fracasado “argumento del silencio” que vale tanto cuanto un cero a la izquierda. No prueba cosa ninguna a nadie. No hay ninguna orden para que no se hable el nombre de Dios en vano, o que no se confeccione imágenes de esculturas, o de prohibición de la consulta a los muertos, mientras Jesús recomendó la guarda del sábado: en Mat. 23:1-3 Él recomendó a sus oyentes, discípulos y las multitudes, que aceptasen a TODO lo que sus jefes religiosos enseñaban en armonía con la ley divina, sólo no siendo hipócritas como ellos, con su filosofía de hagan lo que digo, pero no lo que hago.

Y una de las cosas que enseñaban en armonía con la ley era la fiel observancia del sábado (Luc. 13:14). Por lo tanto, tenemos ahí Cristo recomendando el sábado, junto con todas las otras reglas de la ley! El hecho de que sólo había judíos presentes no es disculpa porque también sólo había judíos presentes cuando Él les predicó los principios del Sermón del Monte, y hasta cuando les transmitió Su “ley áurea” de amor a Dios y al prójimo. Sólo dijo estas cosas a judíos. . . Entonces, por el razonamiento de estos opositores, tales principios también solo se aplicarían a los judíos. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: ¿Han leído los tópicos 9, 10 y 18 del documento confesional oficial de los adventistas? Si lo leyeron entonces están dando falso testimonio contra el prójimo al decir que “El tema principal del adventismo es guardar la ley, especialmente la ley del sábado”. Si no lo leyeron, busquen hacerlo y no más digan cosas que no son verdaderas porque es un acto de deshonestidad intelectual, ya que entonces sabrán lo que enseñan realmente los adventistas sobre el tema de la salvación por la fe, que es la preocupación básica de los adventistas. Hasta el nombre de la Iglesia, “Adventista” acentúa que el advenimiento de Jesús es una de las más grandes preocupaciones de la predicación adventista, lo que es un asunto fundamentalmente cristocéntrico. Para se hablar de segunda venida de Cristo hay que explicar lo que pasó en Su primera venida, y la razón por que volverá. No es eso el tema básico del evangelio?

30a. En el Nuevo Testamento se encuentra la palabra sábado unas 70 veces. Ustedes admiten que en todos los casos menos uno se hace referencia al día sábado. Sin embargo-En este solo caso, Colosenses 2:16 donde la palabra es la misma en los textos en griego, quieren hacernos creer que tiene otro sentido. ¿Por qué? ¿No será que Colosenses 2:16, 17 echan por tierra sus argumentos en cuanto a que los cristianos deben guardar la ley?

RESPUESTA: Ya demostramos por la repuesta a las preguntas 26 y 27 como el “samba anti-sabático de una nota sola”, como es utilizado el texto de Colosenses 2:16ss, solamente muestra la incapacidad exegética de los que tanto capitalizan sobre un pasaje que parece tener lenguaje favorable a sus prejuicios, ignorando el contexto y todo el tenor de la enseñanza bíblica respecto al tema de la ley y del día de reposo. Todo eso ya fue muy bien explicado en las respuestas a las preguntas indicadas.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  Si el sábado es precepto ceremonial que más tarde sería abolido (lo que se reflejaría en Colosenses 2:16) ¿por qué el autor de Hebreos dedica al sábado un tratamiento muy especial en los capítulos 3 y 4, en lugar de tratar del sábado en los capítulos 7 a 10, dedicados a la discusión del ceremonialismo judío en la epístola?

31a. ¿Saben ustedes que en Gálatas 3:22-25 se dice que la ley fue nuestro ayo (mentor) para llevarnos a Cristo, pero que, venida la fe, ya no estamos bajo ayo? Por tanto, ya no estamos bajo la ley.

RESPUESTA: La ley fue, es y siempre continuará actuando como ayo para conducir pecadores a Cristo. Ella es como un espejo que muestra la mancha, pero no tiene condiciones de borrarla, como ilustró Juan Calvino en sus Institutas. Lutero decía siempre que el cristiano es simul iustus et peccator, al mismo tiempo justo y pecador, y Pablo declaró que tomó conocimiento de la ley por el mandamiento “no codiciarás” (Rom. 7:7, 8). Y esa era aquella ley que él dijo que servía con la mente (Rom. 7:25) y de que recomendó sus 5to., 6to., 7mo., 8vo., 9no. y 10mo. mandamientos a los GENTILES de Efeso y Roma (Efe. 6:1-3; 4:25-31; Rom. 13:8-10).

Además, el mismo Pablo que dijo estas palabras, aisladas de su contexto, también afirmó que la fe NO VINO cancelar la ley, sino, al contrario, CONFIRMARLA (Rom. 3:31). Hay dos problemas básicos de los evangélicos en sus estudios sobre el tema de la ley y del sábado: no comprenden el tenor de los debates de Cristo sobre el sábado; b) no entienden el tenor de los debates de Pablo sobre la ley.

Sobre el primer problema, basta saber definir que Cristo no discutía con el liderazgo judío SI era para observar el sábado, ni CUANDO hacerlo, sino que CÓMO observar el día en su correcto espíritu.

Para el entendimiento de sus debates sobre la ley, el texto de 1 Cor. 9:30-32 alumbra plenamente la cuestión:

“¿Qué, pues, diremos?  Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzo. ¿Por qué?  Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo”.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN: En Hebreos 9:15ss el autor deja claro que con la muerte de un testador no puede más haber cambio en el testamento. Así, ¿cómo pudo haber cambio del sábado por el domingo, o del sábado por el díaningunismo/díacualquierismo/todoslosdíasismo con la muerte del divino Testador?

32a. Hay una advertencia en el Nuevo Testamento contra el pecado mencionado en cada uno de los diez mandamientos, menos el cuarto. En cambio no se hace mención en todo el Nuevo Testamento del deber de guardar el sábado. Observen en las citas de las sagradas escrituras que presento a continuación, citando en cada caso el capítulo del Éxodo con su pasaje correspondiente en el Nuevo Testamento: Éxodo 20:3 No tendrás dioses ajenos delante de mí (Hechos 14:15), Éxodo 20:4, 5. No te harás imagen, ni ninguna semejanza… (1 Juan 5:21), Éxodo 20:7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano… (Santiago 5:12), Éxodo 20:8 Acuérdate del día de reposo… (¡No hay nada en NT!), Éxodo 20:12 Honra a tu padre y a tu madre… (Efesios 6:1, 2), Éxodo 20:13 No matarás. (Romanos 13:9), Éxodo 20:14 No cometerás adulterio (Romanos 13:9 - 1 Corintios 6:9 - Efesios 5:3). Ahora si es pecado no guardar el sábado de los judíos… ¿Cómo es posible que no se advierta de ello en todo el Nuevo Testamento, especialmente cuando figuran en el Nuevo Testamento los otros mandamientos de la lista de diez?

RESPUESTA: Esta es una alegación ya totalmente desmoralizada, sin ningún nexo. Primero, que el objetivo del Nuevo Testamento no es repetir mandamientos del Viejo para los revalidar. Además, no hay repetición ipsis literis de tales mandamientos como de no confeccionar imágenes de esculturas, ni mismo hay prohibición de utilizar en actos de culto de santos de la Iglesia (el Nuevo Testamento habla de “ídolos” y eso se refiere a divinidades paganas, pues en aquel tiempo ni se tenía la costumbre de utilizar tales imágenes, como los católicos y ortodoxos adoptan hoy).

También no hay cualquier referencia directa, solo indirecta, al precepto de no proferir el nombre de Dios en vano. Y ninguna mención de prohibición clara, directa, objetiva, contra la consulta a los muertos.

Sobre el sábado, Jesús no sólo confirmó su establecimiento en la creación del mundo, por lo tanto teniendo carácter universal (Mar. 2:27), como eso es, para desconsuelo de los anti-sabatistas, reconocido por los tres grandes nombres del Movimiento Protestante (Calvino, Lutero, Wesley) y por las más representativas confesiones de fe, credos, declaraciones doctrinales de las Iglesias históricas del Protestantismo. El hecho de que lo reinterpretan para equivocadamente aplicarlo al domingo no altera las bases ideológicas de la cuestión.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  El hecho de no haber en el Nuevo Testamento cualquier prohibición clara, objetiva, específica, de no se confeccionar imágenes de escultura, no utilizarla para los santos de la Iglesia, no decir el nombre de Dios en vano y no consultar a los muertos ¿significa que los cristianos pueden practicar todas esas cosas mencionadas?

33a. El sábado es parte de la ley, por lo tanto, ponerse bajo el sábado es ponerse bajo la ley. Pero Gálatas 3:10 dice que todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición. ¿Cómo puede uno desearse tanto la maldición de Dios?

RESPUESTA: La ley no tiene sólo el sábado, como el “no matarás”, “honra a tu padre y tu madre”, “no codiciarás”. Así que discriminan claramente el mandamiento del sábado para alegar que los que lo cumplen se ponen “bajo la ley”. Vamos, entonces, razonar un poco: siendo que los sabatistas respectan el precepto del sábado, junto con los demás NUEVE de entre los DIEZ Mandamientos, entonces con eso se ponen bajo la ley en una proporción de 100%. Los anti-sabatistas admiten que NUEVE de entre los DIEZ mandamientos deben ser obedecidos, con eso se ponen bajo la ley en 90%!

Se puede ver que la diferencia, en fin, no es tan grande. . .

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  Cuando Pablo en Gálatas 5:16-21 contrasta los que están bajo la ley con los que son guiados por el Espíritu, indicando que los primeros son los que practican los pecados todos enumerados en los vs. 19-21, los últimos los que producen aquellos frutos de obediencia a Dios, ¿está con eso diciendo que “bajo la ley” en ese caso significa obedecerla o violarla?

34o. Dice Gálatas 5:4 que “vacíos son de Cristo” los que vuelven a ponerse bajo la ley después de ser salvos por gracia, y que ellos “han caído de la gracia”.

RESPUESTA: Interesante que este texto contradice totalmente los que enseñan que uno que está salvo nunca más pierde la salvación. Pues si cayeron de algún lugar, es porque antes estaban firmes en ese lugar. Pero la cuestión aquí es que tenemos un falso juicio en contradicción a lo que Cristo dejó bien claro en Mat. 7:1: “No juzguéis, para que no seáis juzgados”.

Pero veamos el último dilema de nuestro artículo “10 Dilemas de los que Niegan la Validez de los 10 Mandamientos Como Norma Cristiana:

El décimo dilema de los que predican el fin del Decálogo en la cruz es que necesitan recurrir a la mentira pura y simple para promover la ecuación falsa: “observancia del sábado = justificación por obras”. ¡Es decir, insinúan insistentemente que quienquiera que quiera observar el sábado está deseando obtener salvación a través de obras de la ley! Aunque las POSICIONES OFICIALES de las Iglesias que observan el sábado sobre salvación por la gracia, nunca por obras, se les son presentadas de manera variada, estos “apologistas cristianos” pasan por alto tales hechos debidamente documentados para se empeñar en la injusta y  falsa alegación que todos esos cristianos que enseñan y practican la observancia del sábado predican la salvación por obras de la ley, siendo, así meros legalistas.

Hay, sin embargo, dos razones simples por las cuales demostramos ser esto una falsedad calumniosa:

1ra. – Es anti-biblico: Creer en salvación aun que parcialmente por obras y esto enseñar contraria el tenor de la enseñanza global de las Escrituras. Los adventistas del 7to. día conocen bien sus Biblias  para o cometer en tal error elemental. Sabemos lo que Pablo dice en romanos, Gálatas, Efesios y jamás nos oponíamos a sus claras exposiciones. Además, en el examen de Efesios 2:8, 9, textos citados tan a menudo en círculos evangélicos, no podemos dejar fuera el v. 10 que los sigue. . .

2da. – Es innecesario: No hay ninguna condición sine qua non para que alguien que observe el mandamiento del sábado, crea en salvación por obras. Es decir, no necesitamos recurrir a esta posición antibíblica de salvación por obras para defender la validez e observancia del sábado, así como los demás cristianos no reciben cualquier mérito por no venerar imágenes, por ejemplo. Así, pues, si los evangélicos respectan los términos del mandamiento contra el uso de imágenes en los actos de culto, ¿eso los hacen legalistas y se considera como tentativa de obtener salvación por cumplir tal obra? Por supuesto que no. El mismo razonamiento se aplica a la cuestión del sábado del séptimo día y todos los demás mandamientos de la divina ley.

35a. Se nos enseña en Romanos 7:4 que el creyente en Cristo está muerto a la ley, pero la teoría adventista representa a sus creyentes como del todo vivos a la ley. He ahí una grave contradicción con la palabra de Dios.

RESPUESTA: Los formuladores de tal cuestionario juzgan falsamente, una vez más, que esta es una interpretación exclusiva de los adventistas. Veremos lo que otros importantes estudiosos de la Biblia enseñan sobre el texto, pero antes recordando la conclusión sin nexo que se puede sacar de tal argumento: si los creyentes están muertos a la ley, en el sentido que no más la deben observar, entonces sólo hay una situación posible--NO LA OBSERVARÁN, lo que resultará en caos ético y moral! Podrán hacer todo lo que es prohibido por la ley, además de no respectar el mandamiento del sábado (por supuesto el gran visado en ese razonamiento. . .). Así, se podrá matar, adulterar, blasfemar contra Dios. . .
<>Ahora, he lo que eruditos protestantes del mayor destaque han dicho sobre este texto de Rom. 7:14 que los anti-sabatistas distorsionan tan evidentemente, lo que es muy peligroso a la luz de 2da. Pedro 3:15-17:

<>Albert Barnes:
también os hicisteis muertos para la ley  . . . En enlace entre nosotros y la ley fue deshecha dentro del ámbito  del argumento que el Apóstol tiene en mente. Él no dice que estamos muertos para ella, o libertados de ella como una norma de deber, o como cuestión de obligación en obedecerla; pues no hay, ni puede haber, tal libertad, pero estamos muertos para ella como un medio de justificación y santificación”.

Jamieson, Fausset & Brown:

“por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos. . . la muerte referida, como habemos visto, no es la de la ley, sino la nuestra, mediante unión con el crucificado Salvador. . . .

no bajo el régimen viejo de la letra — no en nuestra antigua manera de obediencia literal, mecánica a la divina ley, como un conjunto de reglas externas de conducta, sin cualquier referencia al estado de nuestro corazón; sino en una nueva forma de obediencia espiritual que, mediante unión con el Salvador resucitado, aprendemos a rendir”.

Fuente: Antología de comentarios bíblicos del sitio e-Sword.net.

Juan Calvino:

 “. . . debemos recordar que Pablo se refiere aquí solamente a aquella función de la ley que era peculiar a la dispensación de Moisés; pues en lo que toca a lo que Dios ha enseñado en los Diez Mandamientos de lo que es justo y correcto, y dadas instrucciones para guiar nuestra vida, ninguna abrogación de la ley debe ser imaginada; pues la voluntad de Dios debe permanecer la misma para siempre”.
PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Cómo explican que el mismo Pablo, que tendría dicho que los cristianos están “muertos para la ley”, en el mismo capítulo, más adelante, dice que con su mente sirve a la ley de Dios, que es la que trae el mandamiento “no codiciarás” (vs. 25, cf. 7 e 8)? ¿Hace sentido para él servir a una ley de la cual los creyentes estarían libres, muertos para sus preceptos?

36a. Los diez mandamientos “en letras grabadas en piedra” son un ministerio de muerte, según 2 Corintios 3:7. Este ministerio de muerte había de perecer (2 Corintios 3:11). Pero… ¿No es cierto que los señores del adventismo, al citar los mandamientos, casi siempre dejan fuera estas palabras de introducción? Este texto demuestra que los mandamientos fueron dados solamente a Israel (por mucho que nos manifiesta a nosotros la santidad de Dios) y dejan entrever que la teoría adventista está errada.

RESPUESTA: Es increíble como nos presentan a Dios como un terrible carrasco que entrega a Su pueblo escogido una ley de muerte! He como discutimos como los que utilizan tal argumento ni perciben que están disparando un “tiro” interpretativo que les sale por la culata:
Entienden algunos que en 2 Corintios 3:3ss Pablo se refiere la los Diez Mandamientos, escritos en “tablas de piedra”, como un “ministerio de muerte”. Uniendo eso al texto de Romanos 8:3, donde dice que la ley se hizo “débil por la carne”, piensan que el Apóstol está revelando que el Decálogo necesitaba dar lugar a otra ley.

Pero el Apóstol está estableciendo un contraste entre el ministerio de la vieja alianza con la nueva y atribuye el calificativo de “ministerio de la muerte”, por   mencionar las “tablas de piedra”. Con eso algunos intérpretes bíblicos se confunden y dicen que esas tablas de piedra representarían el “ministerio de muerte”.

Entonces, no hay salida—el Dios que Se presentaba a Israel como “longánimo, misericordioso, bondadoso, piadoso y perdonador” en verdad preparó una terrible trampa para aquel pueblo en Sinaí, otorgándoles allí una norma legal ¡que resultaría ciertamente en muerte! ¡Él dejó en reserva la “ley de amor y gracia” solo para el pueblo del Nuevo Testamento! ¿Es esto el Dios que no hace acepción de personas?

Leemos en Éxodo 19:10ss el orden de Dios para Israel purificarse para una dedicación integral a Él en preparación a la proclamación de la ley. Límites fueron establecidos alrededor del monte para el pueblo no dirigirse hasta allí, y finalmente los Diez Mandamientos fueron audiblemente pronunciados, antes de ser escritos en las tablas de piedra.

Ahora, tanta preparación, tanta expectativa, tanta solemnidad para la entrega de . . . una ¡”ley de muerte”! ¡Es increíble! ¡Cualquier uno se sentiría engañado! Con todo, es, en última instancia, la exégesis que se lee en los escritos de intérpretes neo-antinomistas que no consiguen percibir que “la ley del Señor es perfecta y  restaura el alma”, como dice el salmista (Sal. 19:7) refiriendo-se a TODA la ley ([i]Torah[/i]), es verdad, lo que significa inclusión, no exclusión, del Decálogo.

Pero, algo salió errado en esa alianza, transformándose su ministración en generación de muerte. ¿Por qué? ¿Dónde se ubicó el problema? ¿Era la ley así mismo, transmisora de muerte? Entonces no podría ser perfecta!

Muchos no comprenden que el problema no estaba con la ley, sino [u]con el pueblo que, aún antes de conocer plenamente lo que sería pronunciado, precipitadamente declaró: “Todo lo que Jehová ha dicho, haremos” (Éxo. 19:8). Era un pueblo de “dura cerviz”, tantas veces condenado por sus fallas. Esto es hecho muy claro en la promesa de la Nueva Alianza al tiempo de Ezequiel—“quitaré de vuestra carne el corazón de piedra”. Por lo tanto, los que tenían el corazón errado era el pueblo, de ahí la necesidad de cambiar su actitud, permitiendo que Dios operase un serio cambio—el corazón de piedra eliminado y repuesto por uno de carne. Así, lo que debía ser cambiado no era la ley, sino los corazones de piedra.

Y un detalle importante es que cuando Pablo utiliza la alegoría “tablas de piedra/tablas de carne” muestra que su intención era incluir TODOS los mandamientos de las “tablas de piedra” como ahora encontrándose en los “corazones de carne”. De otro modo, no haría sentido el uso mismo de la comparación, y él tendría que utilizar otro lenguaje más adecuado en el vs. 3:3, algo como, “siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo. No en tablas de piedra, sino en   tablas de carne del corazón, o sea, solo nueve mandamientos de las tablas de piedra, excluido el del sábado. . .”  Pero no fue ese el lenguaje de Pablo, así que el mandamiento del sábado DEBE ESTAR INCLUIDO en las tablas de carne.

Conclusión: En 2 Corintios 3 Pablo no dice que la ley es de muerte, sino que el ministerio de la vieja alianza vino a así hacerse. La ilustración paulina de “tablas de piedra” y “tablas de carne” se ocupa con la antigua promesa divina a Israel en Ezequiel 36:26, 27 de que, por acción del Espíritu, el corazón de piedra les sería removido para que un corazón de carne, más maleable, les fuese concedido. En ese corazón de carne sería escrita la ley moral de Dios completa, como prometido en la Nueva Alianza (Heb. 8:6-10).
<>Cuando utiliza la alegoría “tablas de piedra/tablas de carne”, que es la misma de Ezequiel (ver 11:19, 20 y 36:26, 27), él ciertamente no pensaría en excluir ningún de los mandamientos de las “tablas de piedra”, así como Ezequiel no excluyó. La intención de Pablo es mostrar que para el cristiano renovado por el Espíritu, los términos de la ley moral divina dejan las frías tablas de piedra para se registrar en sus corazones calentados por la gracia (ver Rom. 8: 3 y 4), lo que hace de la interpretación antinomista de 2 Corintios 3:3ss otro “tiro” interpretativo que sale por la culata.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Cómo podría Pablo alegar en su defensa: “Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada” (Hechos 25:8') si no fuese un fiel observador del sábado, siendo sus acusadores los líderes judíos que, ciertamente, encontrarían motivo para condenarlo si el fuese un violador de este importante mandamiento para ellos? 

37a. ¿Han observado que los diez mandamientos comienzan con: “Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”. Éxodo 20:2. De nuevo estamos frente a una manifestación de que se trata de ordenanzas dadas específicamente a Israel.

RESPUESTA: Si solamente los 10 Mandamientos se aplican a los judíos, eso parece muy extraño, pues entonces sus principios elevados no se ajustarían a los cristianos. Pablo menciona la “ley de Cristo” en 1 Cor. 9:21 sin mencionar ningún de sus preceptos, pero como lo hace en Gál. 6:2 hablando de llevar las cargas unos de los otros, y esto nada es más que la mitad de la “Ley Áurea” de amar al prójimo, nada cambia en el hecho de que estos mandamientos son aplicables a los cristianos y a todos los siervos de Dios en todos los tiempos.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Cómo podía Dios siempre condenar las naciones paganas por su práctica de idolatría, si Su ley no se aplicaba a ellos, e invitó a los extranjeros a se unir al pacto que establecerá con Israel mediante la guarda del sábado (Isa. 56:2-7)?

38a. Los diez mandamientos se repiten en Deuteronomio capítulo 5 y allí se encuentran las siguientes palabras: “Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo”. Deuteronomio 5:15. De nuevo vemos claramente que la ordenanza del sábado fue dada a un pueblo que había salido de Egipto. Esto no cuadra con la teoría adventista.

RESPUESTA: Ese argumento no cuadra con las Escrituras, pues es una tontería de esa teoría novedadera del neo-antinomismo dispensacionalista. Si así fuese, primero que los nietos, bisnietos y otros descendientes de los que salieron del Egipto no tendrían que respectar el sábado. Además, ya vimos en la pregunta anterior que el sábado es aplicable a los extranjeros, QUE NO SALIERON DEL EGIPTO, si aceptasen el pacto divino con Israel.

La palabra “deuteronomio” significa repetición de la ley, y Moisés simplemente recuerda al pueblo el privilegio que tenía de observar un día para descanso y dedicación a Dios, lo que no disfrutaban mientras eran esclavos en Egipto. Así, vemos como el sábado es no sólo un “memorial de la creación”, como también de la redención. Los que fueron redimidos de la esclavitud del Egipto de pecado son los que gratamente dedicarán al Señor todo un día de 24 horas completo una vez por semana, en obediencia a Su ley.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Qué es más importante—la proclamación solemne de toda la ley por Dios a los oídos del pueblo, o el comentario particular de Moisés sobre un detalle de la ley?

39a. Los adscritos al adventismo enseñan que hay dos leyes: (i) los diez mandamientos, que ellos llaman la ley de Dios y (ii) la ley ceremonial, que ellos llaman la ley de Moisés. ¿Pueden darme, por favor, un solo capítulo y un versículo (en el Antiguo Testamento o en el Nuevo) donde se hace la distinción?

RESPUESTA: Los que redactaran este cuestionario deberían hacer primero su “deber de casa” pues aquí vienen solo dar demostración de su deficiencia total en preparo para saber que esa “división de la ley” no es una enseñanza de “los adscritos al adventismo”, sino que los cristianos bautistas, presbiterianos, metodistas, anglicanos, y antes de estos, católicos y ortodoxos enseñan EXACTAMENTE eso. Deberían consultar los documentos confesionales como la Confesión de Fe de Westminster, el articulo VII de los 39 Artículos de Religión de la Iglesia de Inglaterra, o las confesiones bautistas de 1689, revisada en 1855 por Charles Spurgeon, además de declaraciones de Lutero, Calvino, Wesley y otros eruditos, comentaristas bíblicos, predicadores, y tantos otros estudiosos de este tema.

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  Si un dato interpretativo de doctrina solo sirve si hay terminología apropiada y específica para definirla, ¿dónde hay un versículo en toda la Biblia que traiga las palabras Trinidad, omnisciencia, omnipresencia, omnipotencia, teocracia, milenio, ascensión?

40a. Observemos a Nehemías 8:1-3 - Nehemías 8:14 - Nehemías 9:3. Al hablar del único libro que se leía, aquellos pasajes llaman(i) la ley de Moisés, (ii) la ley de Dios, (iii) el libro de la ley y (iv) la ley de Jehová su Dios. Se intercambian las palabras indiferentemente por tratarse de un solo libro, una sola ley.

RESPUESTA: La Biblia no se preocupa con ciertas clasificaciones “técnicas”, con las terminologías y clasificaciones que se utilizaron después. Conozco un ateo, crítico de la Biblia de un foro en portugués, que hace poco caso de la Biblia por su falta de fundamento científico, según él. Por ejemplo, los murciélagos son clasificados como aves, lo que biológicamente no es correcto. Pero estaba Moisés preocupado con las clasificaciones de los animales como mucho después fueron definidos por Lineo?

PREGUNTA PARA RETRIBUCIÓN:  ¿Dónde hay cualquier lista clara de los preceptos de la “ley de Cristo” que se perciba que son diferentes de los de la “ley de Dios”?

* A estos adventistas creo que les hace falta un folleto con el plan de salvación.

RESPUESTA: Quien dice esto ciertamente está solamente practicando el falso testimonio contra el prójimo, pues solamente basta examinar los tópicos 9, 10 y 18 de nuestro documento confesional para ver la falsedad de tal insinuación.

Pero es fácil entender el motivo de tal comentario infeliz. Son pobres individuos a los cuales se aplicó un tremendo lavado de cerebro que ni perciben las consecuencias de sus actos. Pues si les pasa la idea de la “abolición total de la ley”, entonces se sienten libres para dar falso testimonio de sus semejantes.

Esta solamente puede ser la razón de tales lamentables comentarios. Pero deben recordar que un día tendrán que rendir cuentas no sólo por sus actos y palabras vanas (Mat. 12:36).
 
 

 Click aqui para volver a la página inicial

 Ministerio en Español

Professor Azenilto G. Brito
Ministério Sola Scriptura profazenilto@hotmail.com

*************************** 

Outras Opções

profazenilto@hotmail.com



Clique aqui para ir para a página do Prof. Azenilto

  Clique aqui para para ir para a página de Historietas-Didaticas"

Clique aqui para ver artigos sobre Os"DEBATES CATÓLICOS"

Clique aqui para ver artigos sobre as "DOUTRINAS CATÓLICAS"

 Clique aqui para ver artigos sobre  SÁBADO OU DOMINGO

 Click aqui para ver artigos sobre a "Imortalidade"

 Click aqui para ler sobre as leis dietéticas

 Click aqui para ver artigos sobre as divisões das leis

 Clique aqui para voltar aos outros artigos

 Clique aqui para ir para os Artigos Numerados

 Ministerio Sola Scriptura